jueves, septiembre 29, 2005

LiGaR HaCiéNdoSe El MárTiR

Viajando de Blog en Blog he ido a parar al de Chopi.
¿Cómo? De la forma más sencilla que os podáis imaginar: a través de Mara Jade de la que me había hablado una de mis amigas, a la cual descubrió a través de La Ceci, a la que la que a su vez encontró cuando buscaba en google información sobre la depilación brasileira.

El caso es que este chico parece ser que tiene la mala suerte de juntarse con mujeres problemáticas y que han sufrido “relaciones de fin desastroso, ex-novios dignos de Torquemada, depresiones de caballo, desordenes alimenticios y, mi favorita, baja autoestima”.
Excepto por lo de los desordenes alimenticios, se podría decir que está hablando del 75% de mis ex-novios, que no 75 de 100 (lo siento pero no tengo un historial tan largo)

Yo tengo otra perspectiva del tema.
Hace tiempo que decidí dejar de ser el paño de lagrimas de mis novios o rollos (los amigos son otra cosa aparte)
Puede parecer que soy un poco cruel, pero no me refiero al típico momento de bajón que puede tener cualquiera, sino a una personalidad concreta: la del victimista (aquella persona que se considera habitualmente dañada o perjudicada en algo)

Mis ex presentaban características similares. La mayoría habían sufrido por parte de su anterior novia:
· Maltratos psicológicos
· Maltratos físicos (Conductas típicas: guantazo, arañazo y lanzamiento de objetos punzantes)
· Cuernos de alce canadiense con su mejor amigo...

Era tal la similitud de sus historias que llegue a pensar que habían estado todos con la misma chica, y que la muy psicópata adoptaba distintas identidades para no ser reconocida. Eso, o es que existía una guía de cómo ligar haciéndose el mártir.
Así que yo lloraba con ellos, los consolaba y aguantaba sus arroutadas (=reacciones imprevistas, para los no galego-falantes) porque al fin y al cabo eran las secuelas de traumas sufridos ¡pobriños!

Lo que siempre me extrañaba, es que si una persona te humilla públicamente, te traiciona, te clava un tenedor en la mano y te tienen que dar varios puntos, intenta atropellarte, te empuja cuando vas al volante, y pasas mucho, mucho miedo, tanto que la describes como una chalada peligrosa para la sociedad etc, me extrañaba como iba diciendo, que mantuviesen una cordial relación (llamaditas, café...) después de todo ese calvario ¿les iría el sadomaso?

Conclusión: Es mucho más fácil ligar dando pena. Si dices que tu anterior relación era maravillosa, pones demasiado alto el listón.

2 Comments:

Blogger Chopi said...

No, si no lo niego, si por mojar más de uno hace cualquier cosa... Aunque me atrevo a decir que mi caso es distinto... a mi no se me acercan con problemas para ligar conmigo (¡ojalá!, ¡inflaíto de ligar estaría yo!), se acercan con problemas para conseguir "consuelo espiritual" (porque solución sólo le pueden poner ellas).

Pues a mi tu blog no me parece insulso, guapa. Besitos.

vie. sept. 30, 12:39:00 a. m.  
Blogger Mara Jade said...

Pero cuantísima razón tienes cari!! Si es que de esto se podría sacar una enciclopedia, que te lo digo yo.

Y muchas gracias por linkearme. Ha sido un gustazo ver tu blog, y como soy mu agradecía... te linko: porque tú lo vales!

lun. oct. 03, 11:20:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home